12/24/2005

Bítacora Capítulo V

Estimados compañeros

Adler Ban Aldrik repitió muchas veces en sus clases magistrales en la Academia que había que procurar causar el menor daño posible a cualquier criatura, a ser posible ninguno, y singularmente procurar que ninguna criatura dotada de razón fuese dañada por nuestras acciones u omisiones.
La creencia de los thorbod de que somos nahumitas nos beneficia. En primer lugar ellos no nos reconocen como terricolas, por lo que no usaran a los humanos del planeta como escudo. Ya es una ventaja.

En Titán encontramos a un grupo numeroso de hombres grises aterrorizados. Sin ninguna gana de luchar y extrañados de que no los ejecutemos. Mientras tanto el profesor Ferrer terminó de traducir e interpretar los mensajes de ayuda que envían los thorbod desde el tercer planeta. Resulta que se extinguen. Llevan cerca de sesenta años planetarios sin poder reproducirse
y numerosos enfermedades degenerativas van dando cuenta de ellos.

Esto explica lo que ya vimos al recoger a los supervivientes de su flota y también al ver a los componentes de su colonia de Titán. Más bajos que nosotros y más débiles. Grises tal como aparecen en nuestros archivos pero como revenidos, como si su raza estuviese degenerada.

Como la base de Titán está intacta recogemos sus mapas, destruimos su arsenal y nos llevamos sus naves, dejandoles prisioneros de la gravedad. Luego envío la mitad de la flora a peinar el sistema solar y aprisionar o destruir las bases thorbod. Con la esferonave me dirijo a Marte. A nuestros requerimientos de rendición su base marciana permanece callada.

El crucero enviado a la tierra está de regreso, entra ahora por una de las esclusas de la esferonave. Estoy deseando escuchar a su comandante.

El contralmirante F Bonal

Pd.- La esferonave "Descubrimiento" es de un último modelo y mide en su
diametro máximo 1.250 metros.

No hay comentarios: