12/30/2005

Bítacora Capítulo XIII

Estimados compañeros, sigue la miniserie
(Gracias a Carlos y a Gerardo por vuestro empujon)

Acabo de despertarme de una cabezada, que no he tenido tiempo para más. La cara oculta de la luna está debajo nuestro y desde la base thorbod surgen poco menos que trinos de felicidad, ya saben que aunque se rindan no los tiraremos al vacio, ni nada por el estilo, sino que serán tratados con consideración.

Baja Hildegar con sus "arañas" a tratar los asuntos prácticos de la rendición, que parece que le ha cogido el gusto al mando directo, y mientras intento empezar a leer el informe del profesor Ferrer llega una capitana de la Inteligencia Naval, que me comunica que los almirantes thorbod quieren que los reciba.

Lo antes posible, le digo, y me pongo a andar seguido de mi ayudante, el teniente de navio Andrés Naranjo, en busca de la sala donde tendrá lugar la entrevista. Llevo el informe bajo el brazo. Esta visto que tardaré en leerlo. De todas maneras las pantallas internas de la esferonave están constatemente repitiendo los últimos descubrimientos de esta nueva tierra descubierta.

Tras unos saludos que me parecen hasta afectuosos, uno de los dos almirantes thorbod entra rapidamente en materia. Se están extinguiendo. Está es la cuestión, y no pueden remediarlo porque es la contaminación del planeta la que los mata poco a poco. Me cuenta que el inicio de la contaminación planetaria corrio a su cargo. Para aquí de hablar y tras un instante aclara, también a cargo de nuestros aliados locales.

-¿Los que murieron en Marte? Pregunto.

Contestan: "Sí, una parte murió en Marte"

Se miran entre ellos y el otro prosigue la narración.

"Llegamos al planeta hace un poco más de doscientos años locales. Al principio capturamos algunos especimenes y al poco nos dimos cuenta de que nativos podiamos manejar mejor. Tenían la ventaja de que vivían a cada lado de uno de los grandes mares y tenían un idioma ligeramente parecido en sus silbidos al nuestro. El caso fué..."

Y aquí empezaron a chillar las alarmas.

Corriendo al puente de mando de la esferonave "Descubrimiento"

El contralmirante Francisco Bonal

No hay comentarios: