12/26/2005

Bítacora. Capítulo VII

Estimados compañeros
(y ya sin nombrar a ninguno en particular gracias a todos los que me vaís
leyendo)

Mientras la guarnición thorbod de Marte mantenía su silencio, la esferonave "Descubrimiento" emitiendo en tono sosegado mensajes invitándola a rendirse marchaba sobre el planeta. La idea era, una vez lograda su conquista, concentrar en Marte a todos los thorbod del sistema solar cuando se hubiese conseguido su rendición incondicional.

La moral de los prisioneros thorbod supervivientes de la flota espacial que intentó cerrar el paso al sistema solar a los valeranos, estaba por los suelos, vagaban como almas en pena por un área restringida causando más lastima que otra cosa a una tripulación que solamente los conocía por películas y libros que narraban acontecimientos muy antiguos. Y a alguién se le ocurrió que podrían ser enviados por delante a Marte, en el mismo aerobote donde los habían recogido, para que pusieran al corriente a los thorbod que allí residian del trato generoso con los rendidos que ya se había manifestado en Titán, al tiempo de advertirles de la gran capacidad de destrucción de la flota "nahumita".

Mientras los prisioneros thorbod se reunían para su envío a Marte, el comandante de crucero Ivar Sánchez presentaba su informe sobre la tierra al contralmirante o mas concretamente a una reunión de los jefes de la expedición, compuesta por el contralmirante, el jefe ciéntifico de la
expedición, la coronel que dirigía el ejercito mecánico valerano y el comandante de Inteligencia.

Su informe verbal era extraordinario por lo inesperado, para todos menos para el profesor Ferrer que sólo lo esperaba para que confirmara lo que ya sabía a través de su análisis de las emisiones recibidas. La nave había traido cartografiada la tierra a máxima resolución y localizado cada satélite. Amén de unas nuevas sorprendentes, la evolución humana en el planeta era aproximadamente la misma que cuando el "Rayo" tuvo que abandonar la tierra en manos de los hombres grises.

Y por cierto que aquella tierra también estaba en manos de los hombres grises, habían localizado dos de sus inmensos transportes, enterrados pero con los reactores nucleares en funcionamiento. Uno en America y otro en Europa, exactamente en lo que fue Inglaterra según la historia antigua.

A la vista de estas noticias y de Marte, se despide.

El contralmirante F Bonal

No hay comentarios: